Blockchain V. Cortando cabezas a la hydra

lunes, 5 de junio de 2017

Tras cruzar toda la mazmorra y llegados a este punto, ya tenemos claro que el combo Blockchain y Bitcoin ha hecho bien sus deberes. Todo bien atado, sabiamente limitado, matemáticamente enlazado, resistente, correctamente planificado, autorregulado y capaz de corregir las tendencias inflacionarias y el abuso de sus propios mecanismos. Es tan fiable que ya no se pone en duda su funcionamiento. Atrás quedaron las preguntas y debates, a día de hoy solo se mencionan análisis de tendencias y cientos de usos para su explotación. ¿Pero estamos verdaderamente a salvo? ¿Estamos pasando por alto algún asunto? ¿Es posible que no estemos percibiendo las señales de lo que está aún por acontecer?

La turbia sombra del bitcoin



La tracción de lo turbio

Actualmente la red de bitcoin posee un valor de más de 18 mil millones de euros, con una cantidad de monedas en constante crecimiento. Además, fruto de sus características tan volátiles, su valor total puede oscilar cientos de millones en apenas unas horas. Una moneda difícil de rastrear, que se puede utilizar como refugio de capitales y fuera de los cauces de control común... es sin duda atrayente para los asuntos turbios destinados a enriquecerse de manera ilícita y casi siempre criminalmente como los ataques por ransomware. Este es un problema endémico de imposible solución con el que hay que convivir y que lejos de afectar negativamente, mejora e impulsa el uso de BTCs a nivel mundial. Sin ignorar el hecho de los constantes ataques a los gestores de eWallets y a los usuarios tratando de quebrar sus carteras.

Amparados por las capacidades de anonimización de Tor para la Deep Web, cientos de mercados ofrecen sin tapujos la venta de armas, drogas, blanqueo de dinero, venta de artículos robados y de contrabando... es decir todo el material ilegal que no se podría ofrecer en un comercio de la calle. El caso de Silk Road fue el más sonado, pero desde luego no el único. Y poco tiempo después de que el FBI tumbara este sitio (junto a otros similares), este marketplace fue sustituido y superado por muchos otros (Alphabay, Dream Market, Valhalla, Tochka…). Ofrecer tanto material y permitir el pago con bitcoins no es sino un caldo de cultivo que facilita el negocio de los criminales, que conocen la difícil tarea que tienen las autoridades de impedir esta actividad.


Pérdida de BTCs

Una cartera de bitcoins está protegida por su clave privada, que debería ser robusta y a prueba de ataques de fuerza bruta. Lo que a efectos dramáticos quiere decir que, si esta contraseña se pierde, también perderemos el acceso a nuestro dinero. Así de fácil. Diversas estadísticas que han analizado los bitcoins que no han participado en transacciones desde hace varios años indican que aproximadamente entre un 10 y un 25% de la cantidad de bitcoins se ha perdido para siempre, pero solo son conjeturas. Mientras que otra gran cantidad de BTCs permanecen en diversas carteras en un estado latente, pero activa, esperando al mejor momento para su venta. Casi toda las pérdidas a día de hoy ha ocurrido de manera accidental pero en algunos casos se han utilizado para otros objetivos como ocurrió en Counterparty que hizo desaparecer voluntariamente casi 3000 bitcoins públicamente para iniciar su criptomoneda alternativa a través de un proof-of-burn. A efectos reales, los hipotéticamente BTCs perdidos o las pruebas fehacientes que tenemos de aquellas monedas irrecuperables no deben afectar al funcionamiento de la red. Bien porque hay una masa de capital suficiente pero también por las capacidades autoregulatorias de esta moneda, que a la larga y con pequeños impulsos inflacionarios corregiría la situación.

La gran depresión

El número total de bitcoins que se pueden descubrir está predeterminado. Es decir que ya se sabe cómo y cuándo será. De hecho, está estipulado que ocurra el 7 de mayo de 2140. ¿Cómo? Sí, en esa fecha se habrán descubierto "casi" los 21 millones de bitcoins posibles. Sumado al hecho de que la división más pequeña del BTC es el satoshi (1BTC =100.000.000 satoshis) esto equivale a decir que en esa fecha se habrán puesto en circulación casi 2.100 billones de satoshis. Para alcanzar esa cifra hay varias teorías, pero la más extendida expone que el creador de Bitcoin impuso que sería deseable la creación de un bloque cada 10 minutos, determinó una recompensa de 50 BTCs cada bloque descubierto y que dicha cifra se reduciría a la mitad cada 4 años. Esto determina una curva asintótica que se aproxima a esos 21 millones de bitcoins (sin alcanzar nunca esa cifra).

El futuro de la moneda

Como dato interesante que podemos comprobar en la figura anterior, vemos que dentro de 7 años se habrán descubierto el 93,75% de todos los BTCs/satoshis posibles. Obteniendo un beneficio por bloque de 3,125 BTCs. Podríamos decir que, si se acerca el invierno al Bitcoin, empezará a refrescar a partir de ese año. Demos un paso más y tratemos de vislumbrar el panorama en el año 2040, justo cuando el beneficio para los pools de minería por bloque descubierto sea de 0,195 BTCs. Una nimiedad comparada por la tasa actual. Y hay que recordar que pese a la mejora computacional de dentro de 23 años, el aumento de la dificultad seguirá corrigiendo la tasa de descubrimiento de bloques a los aproximadamente uno cada 10 minutos.

Extorsión organizada

Hemos visto que bitcoin funciona gracias a los pools de minería, ellos son los que permiten la confirmación de bloques y por tanto que las transacciones sean posibles. Pero para ellos esto es un negocio, que actualmente pasa por su mejor época pero ¿qué ocurrirá cuando la cantidad de BTCs que obtengan será prácticamente cero? Pues la incertidumbre sobre este hecho es alta, pero no cabe duda que el factor más rápido que puede verse afectado es la comisión que cada pool demanda a cada transacción. Esta cantidad que a efectos reales es un impuesto o gravamen, no está dictaminado por nadie salvo los propios mineros. Y no sería descabellado pensar que será un parámetro clave para compensar la pérdida de beneficio por bloque descubierto.

Al igual que los prestamistas recuperan su dinero con unos márgenes de beneficio muy altos. ¿Podrían los pools de minería imponer unas comisiones tan elevadas que ni siquiera podamos usar sus servicios para una transacción habitual? Es posible que la red bitcoin llegue a funcionar a dos velocidades, coexistiendo pools de minería caros y muy rápidos (minutos), y por otro lado mineros asequibles pero lentos (horas/días) provocando una red bitcoin de clase alta y baja. De hecho, a día de hoy es común que los pools de minería descarten transacciones cuya comisión sea muy baja, incluso promocionando aquellas transacciones generosas para los pools de minería. Nadie les obliga a incluir o no transacciones en el bloque actual, y de ellos depende hacerlo con aquellas operaciones que más beneficio puede proporcionarles.

Por tanto, ¿Podrán los mineros más económicos competir con los premium? ¿Surgirá una especie de extorsión organizada y consensuada para los clientes de la red? Las matemáticas son muy simples, se debe aumentar la inversión en hardware para mejorar la capacidad de cálculo que permita superar la creciente dificultad de descubrimiento. Mientras que disminuye la recompensa por bloque. Así que la tentadora opción de subir las comisiones será muy real en un futuro inmediato. Aunque… podría ocurrir lo contrario. Los pools de minería pueden voluntariamente bajar sus esfuerzos computacionales hasta mínimos tales que aún con comisiones pequeñas siga siendo rentable energéticamente la confirmación de bloques.

Tamaño de bloque

Existe un tema sensible actualmente en la tecnología de Bitcoin, el tamaño actual del bloque de transacciones. Establecido actualmente a 1 MegaByte. Si este límite aumentase, se podrían confirmar más transacciones por bloque, la red BTC se agilizaría y optimizaría al poder confirmar el doble de transacciones en el mismo período de tiempo. Las comisiones de los mineros aumentarían incentivando su trabajo. Pero en general existe un gran rechazo a este cambio por diversos motivos como la alteración de la especificación primigenia de Bitcoin o la concesión a los mineros de un mayor rango de beneficios de cara al futuro. Sea como sea el mercado está demandando dicha modificación y aunque ya se ha intentado realizar durante 2016 en el fork o bifurcación de bitcoin, BitcoinXT, que aumentaba el tamaño de bloque a 2MB (entre otras incorporaciones funcionales) finalmente ha quedado en desuso. Pese a todo aún es pronto para tirar la toalla en este asunto que sin duda volverá a la palestra recurrentemente.

Píldoras virtuales

Aún puede sorprendernos que Bitcoin sea capaz de vencer cualquier tipo de adversidad gracias a la fortaleza de su especificación y a la clarividencia de sus decisiones en tiempo de diseño. Lo que no quita que anecdóticamente podamos mencionar algunas curiosidades que a lo largo del tiempo han entrado a formar parte de la historia de esta moneda:
  • Algunos usuarios avezados han aprovechado ciertos recursos de las transacciones para incorporar información adicional de manera lícita (aunque no gratuita), como enlaces cifrados a sitios maliciosos/pornográficos, un bonito tributo a un amigo fallecido llamado Len "rabbi" Sassama, o la cara de Ben Bernanke, un economista crítico con el bitcoin en hexadecimal.
La cara de Ben Bernanke presidente de la reserva federal de los EEUU hasta 2014 y gran opositor al bitcoin.

  • Un usuario envió erróneamente 291 BTC en abril de 2016 al pool de minería del bloque al confundir los valores de los campos de identificación de la eWallet receptora con la de la comisión. Pese a los intentos del pool de encontrar al usuario para devolverle el dinero, éste nunca llegó a reclamar su dinero públicamente.
  • El usuario midnightmagic consiguió minar en solitario el bloque 124724, cuya recompensa provocó la generación de un Satoshi menos al que le correspondía, desde entonces y para ser precisos hay que considerar y contabilizar que jamás se recuperará dicha cantidad. 
  • Entre varias historias similares, James Howell arrojó un disco duro a la basura en 2009 conteniendo 7500 BTCs, que al cambio actual tendría un valor de más de 8 millones de euros. Bad Luck Brian es un aficionado a su lado.

La próxima entrega será el capítulo final de nuestra serie y abordaremos los usos más destacados, forks y tecnologías surgidas a raíz de esta revolución y cómo el futuro puede estar muy ligado al bitcoin y blockchain en muchas y diversas aplicaciones de nuestra sociedad.

Marcos Arjona
Innovación y laboratorio
marcos.arjona@11paths.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario