Estrategia de Ciberseguridad Europea: Asistencia de Telefónica

jueves, 21 de julio de 2016

Telefónica ha acogido dos acontecimientos de gran importancia que han tenido lugar en Bruselas durante los últimos días, cuyo fin era fomentar la estrategia de seguridad cibernética europea para evitar incidentes que puedan debilitar la confianza del consumidor y causar grandes pérdidas económicas al sector empresarial europeo y a la economía en general. La ciberseguridad y la lucha contra el cibercrimen se han convertido en una de las prioridades políticas para el sector de las TIC en la UE, y Telefónica está preparada para desempeñar su papel.

El 6 de julio, la Directiva sobre seguridad de las redes y la información se sometió a voto en el Pleno del Parlamento Europeo, tras la adopción de la misma por parte del Consejo en el pasado mes de mayo.

La Directiva SRI es la primera legislación en toda la UE en materia de ciberseguridad, y culmina un largo proceso de negociaciones entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión Europea.

Una vez que la Directiva entre en vigor (veinte días después de que se haya publicado en el Diario Oficial de la UE de agosto), los Estados miembros tendrán 21 meses para incorporarla a sus legislaciones nacionales.

Por primera vez, la Directiva SRI crea un marco legislativo que también será de aplicación en ciertos servicios digitales, creando así una igualdad de condiciones y estableciendo una armonización de requisitos, con independencia de si los proveedores de estos servicios se encuentran o no en la UE.

Los tres pilares de la Directiva tienen como objetivo:
  • el desarrollo de las capacidades nacionales
  • la cooperación entre autoridades nacionales
  • el establecimiento de obligaciones de seguridad específicas y requisitos de notificación para los operadores de “servicios esenciales” (infraestructuras críticas tradicionales) y los proveedores de “servicios digitales” (como proveedores de la nube, mercados en línea y motores de búsqueda)

Un día antes de que la Directiva SRI se sometiera a voto en el Parlamento Europeo, el 5 de julio, la Comisión adoptó un paquete de ciberseguridad formado por una decisión que establece una sociedad contractual público-privada (cPPP, Contractual Public-Private Partnership) sobre ciberseguridad de la que se espera que genere 1,8 mil millones de euros de inversión para el año 2020, y una comunicación sobre una industria de ciberseguridad competitiva e innovadora, sentando así las bases para una “política industrial” sobre ciberseguridad.

Dicha sociedad contractual (cPPP) es esencialmente un contrato entre la Comisión y la industria europea con el compromiso de cofinanciar líneas específicas de investigación. Pedro Pablo Pérez, CEO de ElevenPaths y Telefónica Global Security Managing Director, ha sido nombrado miembro de la junta directiva y del Consejo de Sociedad de la Organización Europea de Ciberseguridad (ECSO), la asociación que implementará la cPPP.


Telefónica es el único operador de telecomunicaciones que ha sido seleccionado para ocupar este cargo tan importante. Esto refuerza nuestro compromiso de mejorar la confianza digital de clientes, ciudadanos y empresas, en línea con el posicionamiento de Telefónica en políticas públicas, y nuestra voluntad de cooperación con la Comisión para cumplir el objetivo de un entorno europeo en línea seguro y de confianza.

Los principales objetivos de la cPPP de ciberseguridad son:
  • mejorar las capacidades de la ciberseguridad industrial y la autonomía digital de la UE mediante el fomento de la confianza y la seguridad en los servicios y redes digitales como respuesta a las amenazas informáticas globales, respetando al mismo tiempo los valores de la UE (derecho fundamental a la intimidad);
  • estimular el desarrollo de los recursos industriales y tecnológicos de la UE para superar:
    • lagunas existentes en la tecnología y servicios en línea de la UE,
    • barreras existentes para la consecución de un verdadero mercado digital único de productos y servicios de ciberseguridad;
  • contribuir al fortalecimiento de la industria europea de ciberseguridad como objetivo fundamental.

Como vemos, por nuestra parte existe un compromiso firme. Es el momento de pasar de las palabras a los hechos, porque hoy en día el mundo digital avanza mucho más rápido que el físico. No hay tiempo que perder.

Andrea Fabra
Gerente de Políticas Públicas e Internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario