La UE aprueba el nuevo reglamento para reforzar la protección de datos en internet

lunes, 6 de julio de 2015

Después de casi tres años de negociaciones, el pasado 15 de junio se consiguió el acuerdo político de los ministros de justicia de la Unión sobre el reglamento de protección de datos personales. Se sentaron así las bases jurídicas de los derechos y obligaciones de las empresas con los usuarios sobre el control de sus datos en internet. Ahora solo falta un último paso donde los integrantes de la UE han de llegar al acuerdo y firma final de la normativa prevista para antes de que acabe el año.

Gracias a estas nuevas normativas podremos disfrutar, al mismo nivel que nuestros vecinos europeos, de sus ventajas, unificando de una vez por todas el rompecabezas de reglamentos y normas vigentes. Con esta unificación, aparte de los consiguientes ahorros en costes burocráticos derivados de los trámites dentro del marco de la Unión, se intenta proteger los derechos fundamentales e intimidad de los usuarios y facilitar la libre circulación de los datos personales por toda la Unión y con terceros países siempre que sea respetada la libertad de expresión, científica y de prensa.

A esta nueva reglamentación le tenemos que incluir otros puntos importantes. Entre ellos el derecho al olvido (que tanta cola ha traído hasta el establecimiento de las condiciones regulatorias). Desde su establecimiento, un usuario podrá solicitar que se borren o modifiquen sus datos personales en internet siempre que, fundamentalmente, no prevalezca el derecho a la libertad de expresión e información sobre estos datos o se trate de información relativa a menores.

Otro aspecto importante es la ampliación de protección sobre las técnicas de "profiling" que limitan el análisis y tratamiento de la información personal o de comportamiento extraído con fines de predicción de pautas y aspectos personales. No son pocas las compañías que viven de esta práctica, por lo que empresas tipo Facebook o Google solo podrán procesar información de sus usuarios si cuentan con su expreso consentimiento.

Será también de obligado cumplimiento por parte de las empresas, indicar qué uso se le dará a la información personal extraída o recopilada. Incumplir la nueva reglamentación llevará a una penalización con multas multas que se buscan penalizar según el volumen de facturación de la empresa responsable. Esta podrá llegar al 2% anual hasta un máximo de 1 millón de euros, algo que se espera servirá para tomarse en serio su aplicación y mantenimiento por parte de las organizaciones.

No será el último paso en la evolución de los derechos fundamentales de los usuarios en internet, pero sin duda es un paso adelante hacia una mejora de la situación que actualmente hace aguas, donde cada estado miembro regula según sus propias normas hasta que se topa con las barreras o limitaciones legislativas de otros estados integrantes o no de la UE.

Antonio Bordón
antonio.bordon@11paths.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada